jueves, 13 de agosto de 2015

Aprendiendo a vivir con la Esquizofrenia



Aprendiendo a vivir con la Esquizofrenia:

Vivir con alguien que tiene esquizofrenia puede ser un reto bastante grande. Sin embargo, es importante recordar que ese ser querido te necesita, incluso si esta persona no lo demuestre. Sigue leyendo este artículo para averiguar cómo puedes hacer que la vida de esta persona y la tuya sean lo más tranquilas posible.


Pasos

Infórmate

Una de las mejores cosas que puedes hacer por este ser querido es aprender más acerca de la situación por la cual atraviesa. Es útil que conozcas los altibajos de la esquizofrenia para crear un mejor ambiente en el hogar.


#Conoce los aspectos básicos de la esquizofrenia. La esquizofrenia es un desorden severo del cerebro que se puede controlar con medicamentos y con terapia. La esquizofrenia cambia la forma en la que esta persona piensa, siente y también la forma general en la que percibe al mundo. Por este motivo, es común que las personas que tienen esta condición tengan alucinaciones y delirios.


#Comprende el concepto de alucinaciones y delirios. Tener alucinaciones significa ver o escuchar cosas que los demás no pueden percibir. Tener delirios significa aceptar creencias falsas como verdaderas.


#*Un ejemplo de una alucinación sería escuchar voces que los demás no pueden oír. Un ejemplo de un delirio sería que una persona con esquizofrenia piense que alguien más puede leer su mente.


#Conoce algunos comportamientos secundarios de la esquizofrenia. Aunque la pérdida de contacto con la realidad (psicosis) sea un síntoma común de la esquizofrenia, no es el único. Es posible que las personas con esquizofrenia muestren pérdida de interés o de motivación, problemas de habla, depresión, dificultades de memoria y cambios de humor.


#Comprende los factores que acentúan los problemas asociados a la esquizofrenia. Cuando las personas dejan de seguir el tratamiento, suele ocurrir una acentuación de los síntomas. También puede ser el resultado de: abuso de alguna sustancia, otras enfermedades, estrés psicosocial y efectos adversos del medicamento que se use como tratamiento.


#Aprende cómo se trata la esquizofrenia. Aunque no sea posible curar la esquizofrenia, a menudo los síntomas mejoran con un tratamiento adecuado. Alrededor del 50% de los pacientes que reciben algún tratamiento médico muestran una recuperación considerable. También es importante recordar que se necesita más que solo medicamentos para tratar la esquizofrenia. Cuando el tratamiento se combina con terapias psicológicas y psicosociales, los pacientes pueden recuperarse más rápidamente.


#Adopta una visión realista sobre tus expectativas. La realidad muestra que, aunque un 20% a 25% de las personas que sufren de esquizofrenia lleguen a un estado de remisión (ausencia total o parcial de síntomas), un 50% de los casos continuarán con síntomas constantes o intermitentes. Muchas personas creen que con amor y con ayuda podrán curar a sus seres queridos. Si bien el amor y la ayuda juegan un papel significativo, también es importante que revises tus expectativas y que te asegures de que estas reflejen la realidad de esta enfermedad.


Asume un rol activo

#Aprende a reconocer las primeras señales de una recaída. Generalmente, la detección temprana del regreso a la psicosis y un tratamiento rápido previenen una recaída total. Sin embargo, es importante que sepas que las recaídas ocurren a menudo dentro de la esquizofrenia y no se pueden prevenir por completo, incluso si el paciente tiene el mejor tratamiento. Aunque algunas veces sea difícil detectar los síntomas de una recaída (porque por lo general no son síntomas específicos de la esquizofrenia), presta atención.


#*Cambios sutiles en el comportamiento de esta persona, incluyendo problemas de apetito y de sueño, irritabilidad, pérdida de interés en actividades cotidianas y un estado de ánimo depresivo.


#Asegúrate de que esta persona continúe con el tratamiento después de la hospitalización. Es posible que una persona deje de seguir el tratamiento o deje de tomar los medicamentos, lo cual frecuentemente ocasionará que regresen los síntomas. Sin un tratamiento, algunas personas con esquizofrenia pueden llegar a desorganizarse tanto que no serían capaces de cubrir sus necesidades básicas: comida, vivienda y ropa.


#*Vigila que esta persona tome sus medicamentos. Si ves que tu ser querido deja de tomar los medicamentos, tanto de manera intencional como accidental, asegúrate de que continúe haciéndolo.


#*Lleva un registro del tipo de medicamentos, las dosis y los efectos que tienen sobre tu ser querido. Debido a que la esquizofrenia causa desorganización, depende de ti vigilar que tu ser querido reciba las dosis adecuadas de cada medicamento, por lo menos hasta que este comience a hacer efecto.


#Asegúrate de que tu ser querido lleve un estilo de vida sano. Por algún motivo, el cual aún no se comprende en su totalidad, las personas con esquizofrenia tienen más probabilidad de consumir drogas y alcohol en exceso. De la misma forma, tienen un riesgo mayor a sufrir de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Para ayudar a que esta persona supere estos aspectos, puedes motivarla a llevar un estilo de vida sano que incluya una dieta adecuada y actividad física de forma regular. Por ejemplo:


#*Ofrécete para salir a pasear con tu ser querido cada día o llévalo al gimnasio en tu vehículo para programar una rutina diaria de ejercicio.


#*Llena el refrigerador con opciones saludables para la comida. Ofrécete para preparar la cena día de por medio y sirve una comida balanceada que incluya porciones de: fruta, verduras, proteínas, productos lácteos bajos en grasas y carbohidratos de cereales integrales.


#*Bebe solamente la cantidad mínima de alcohol si estás cerca de esta persona y abstente de consumir cualquier droga ilegal. Eso ayudará a que esta persona siga el mismo camino.


#Comunícate con tu ser querido en una forma en la cual te entienda. Debido a que la esquizofrenia afecta al cerebro, muchas personas que viven con esta enfermedad tienen dificultades para entender a los demás y para comunicarse de manera efectiva. Para facilitarle el trabajo a esta persona, habla lentamente, con un tono de voz nítido y claro. Esquiva las discusiones antes de que estas comiencen porque la tensión puede acentuar la condición de tu ser querido.


#*También deberías hablar con una voz que muestre empatía y compasión. Las personas con esquizofrenia no reaccionan bien ante un tono de voz áspero o negativo, así que habla con amor en tu voz; esto puede jugar un rol significativo para comunicarte efectivamente.


#Evita las discusiones prolongadas acerca de los delirios que tenga tu ser querido. Casi siempre las conversaciones ocasionarán una subida de tensión. Está bien que converses, pero ni siquiera intentes comenzar una discusión extensa acerca de los delirios que tenga esta persona. Aprende a adoptar lo que se conoce como “retirada constructiva”, que consiste en evitar las discusiones largas acerca de los delirios.


#Sé paciente. Algunas veces parecerá que tu ser querido hace y dice cosas para provocarte o molestarte intencionalmente. Cuando eso pase, sé paciente. Es muy importante que no te irrites ni te enojes ante sus acciones (una atmósfera cargada puede derivar en una recaída). En lugar de eso, desarrolla algunas técnicas para guardar la calma, como:

#*Contar hasta diez o contar hacia atrás.
#*Practicar técnicas de respiración.
#*Salirte de la situación en lugar de involucrarte.
#Muestra amor y empatía. Es importante que con tus acciones y con tus palabras transmitas que estás junto a esa persona querida en su lucha para recuperar su identidad. La aceptación que muestres hacia esta persona y hacia su situación la motivará a aceptarse a sí misma y a su problema, lo cual es un factor clave para que participe voluntariamente en el tratamiento.


#Haz que el ambiente de tu ser querido sea tranquilo. Muchas personas con esquizofrenia no disfrutan estar en grupos numerosos. Haz que las visitas vengan en grupos pequeños o individualmente. No presiones a tu ser querido a hacer alguna actividad que no quiera hacer. Deja que muestre voluntad por hacer las cosas y luego permite que las haga a su propio ritmo.

Reacciona ante una irrupción psicótica

Una irrupción psicótica es una recaída con alucinaciones o delirios. Estas irrupciones pueden ocurrir si tu ser querido no toma sus medicamentos o si una fuente externa acentúa sus síntomas.


#Prepárate para la agresión. Al contrario de lo que se muestra en las películas, la gente con esquizofrenia por lo general no es violenta. Sin embargo, algunas personas podrían actuar de manera agresiva como resultado de las alucinaciones o delirios. Por lo tanto, pueden convertirse en un peligro para sí mismas o para los demás.


#*Por ejemplo, los individuos con esquizofrenia tienen un 5% de riesgo de suicidarse a lo largo de sus vidas, un porcentaje significativamente más alto que el de la población en general.


#Evita rebatir las creencias de tu ser querido durante una irrupción. Cuando encares una irrupción psicótica, es importante no rebatir las creencias de esa persona, incluso si sabes que estas no coinciden con la realidad. Para las personas con esquizofrenia, las alucinaciones y los pensamientos raros no son simples productos de la imaginación, sino son bastante reales. Alguien que padece este desorden realmente percibe cosas que tu no. Por este motivo, intenta no discutir acerca de los delirios o las creencias falsas.


#Mantén la calma y expresa tu forma de ver el mundo. Cuando te veas confrontado con las creencias irreales de tu ser querido, es importante que le hagas saber que tú no ves el mundo igual que él. Asegúrate de que esta persona sepa que es posible que las cosas se vean diferentes para ella. Hacer esto puede ayudarla a recordar que tiene una enfermedad. Sin embargo, no te metas en una discusión acerca de estas creencias.


#*Si esta persona piensa que rebates sus creencias, intenta cambiar el tema de la conversación o llama su atención hacia otra cosa que no incite al desacuerdo.


#Ten mucha empatía. Cuando esta persona esté en medio de la irrupción psicótica, es importante que sigas demostrando tu amor, amabilidad y empatía. Dile cosas amables y recuérdale los momentos buenos. No obstante, si esta persona actúa de manera agresiva, mantén tu distancia al mismo tiempo que sigues mostrando tu amor y tu apoyo.


#Busca ayuda cuando sea necesario. Aunque no sea algo que ocurra a menudo, las personas con esquizofrenia podrían volverse peligrosas. En este caso, la policía puede ayudar a realizar una evaluación psiquiátrica de emergencia. Deberás considerar la posibilidad de que la persona con la que vives tenga que quedarse en el hospital por un par de días hasta que sus síntomas estén bajo control.


Cuida de ti mismo

Cuidar a una persona con un desorden mental puede ser un reto bastante grande y puede tener un gran impacto en tu vida. Tendrás que resolver varios problemas prácticos y emocionales cada día. Por eso, es importante que también cuides de ti mismo.

#Tómate el tiempo para disfrutar de la vida. Deberás organizar tu vida cotidiana de manera que no olvides aprovechar el tiempo libre. Es importante que te des el tiempo necesario para disfrutar de la vida, ya que esto te ayudará a encarar mejor la situación. Saca tiempo para estar contigo mismo o para salir con tus amigos.

#*Sal con tus amigos a ver una película, designa horas especiales para tus “momentos a solas” o haz que te hagan un masaje de vez en cuando.


#Conserva tu vida social. A pesar del hecho de que cuides a otra persona, deberías llevar una vida social activa. Mantente en contacto con tus amigos, cuida tu relación amorosa y visita a tu familia cuando tengas la oportunidad. Tener una buena red familiar y de amistad te ayudará a sobrellevar los días difíciles que vengan en el futuro.


#Haz ejercicio con frecuencia y come bien. La salud mental y la salud física van de la mano. Si tu cuerpo goza de buena salud, tu mente y tus emociones también. Haz ejercicio regularmente y aliméntate con comida bien balanceada. El ejercicio también puede ser una muy buena forma de disminuir el estrés o de salir de una situación tensa. Si sientes que te cuesta mucho mantener tu paciencia, sal a correr o haz una caminata larga.


#*El yoga es una forma magnífica de ejercitar tanto tu mente como tu cuerpo. Inscríbete a un curso de yoga y practica encontrar tu tranquilidad interior.


#Únete a un grupo de ayuda. Un grupo de ayuda es un lugar donde tienes la oportunidad de conocer a varias personas que se relacionan con gente que tiene esquizofrenia en diferentes ámbitos. Es un lugar donde puedes esperar que se te acepte como eres, donde se te puede dar apoyo incondicional y donde tu situación se entiende perfectamente sin que se te dé un estigma o se te encasille.


#*Anima a tu ser querido a que se una a un grupo de ayuda. Además de ofrecer apoyo a los miembros de la familia, los grupos de ayuda también favorecen el desarrollo de las fortalezas personales y la resistencia para la gente con esquizofrenia, cualidades necesarias para combatir esta enfermedad.


Consejos

*Mantén siempre la calma cuando tu ser querido muestre señales de una recaída. La tensión y el estrés pueden acentuar la enfermedad.


*Tómate un momento cada día para estar solo o con otras personas a fin de despejar tu mente y recuperar tu paciencia y empatía.

Advertencias

*Si tu ser querido se vuelve violento hacia ti o hacia sí mismo, llama inmediatamente a la policía.


martes, 16 de junio de 2015

AFECTOS...




Del latín affectus, el afecto es una de las pasiones del ánimo. Se trata de la inclinación hacia a alguien o algo, especialmente de amor o cariño. Por ejemplo: “La actitud de Ricardo fue una auténtica demostración de afecto”, “Todos los niños deben ser tratados con afecto”, “El afecto es imprescindible en las relaciones humanas, pero no impide que puedan producirse roces y conflictos”.

Es habitual que la noción de afecto se utilice de manera más formal o distante que el concepto de amor. No es lo mismo sentir afecto por alguien que amarle. Por otra parte, no es frecuente decir que se ama a un objeto, mientras que tener afecto por una cosa es más común: “No voy a regalar ningún juguete de mi infancia ya que les tengo mucho afecto a todos”, “Yo sé que debería decirle lo que pienso, pero no quiero lastimarlo ya que siento afecto por él”.

Para la psicología, la afectividad es la susceptibilidad del ser humano frente a distintas alteraciones del mundo real o simbólico. Por lo general se produce a través de un proceso interactivo (quien siente afecto recibe algo de la otra parte): “Lautaro sintió un gran afecto al enterarse de la noticia”.

Algunos de los puntos fundamentales de la afectividad son los siguientes: la preponderancia de la familia y de las relaciones amorosas; se inhiben las funciones de la consciencia; se plantean metas bien definidas hacia las cuales se dirigen el querer, las tendencias y el sexo; se produce una oscilación entre lo que agrada o desagrada y lo que se odia, que representan dos polos de tipo sexual.

Según Antonio Damásio, un reconocido médico neurólogo originario de Portugal, las emociones y todas las reacciones que de ellas se desprenden tienen una conexión con el cuerpo, pero los sentimientos están ligados a la mente. A pesar de que nadie haya establecido una serie de diferencias formales entre el afecto y las emociones, hay autores que definen el primero como un proceso de interacción entre un mínimo de dos personas, pero consideran que las últimas ocurren en la intimidad de cada individuo.

Por otro lado, existe la postura de Benedicto de Spinoza, un filósofo neerlandés del siglo XVII, opuesta a la anterior en cuanto a los vínculos entre afecto, emociones, cuerpo y mente. Según sus estudios, existían diversos afectos, que podemos observar a continuación:

* el deseo: cuando una persona se determina a realizar una acción movido por una afección que proviene de su propia esencia;

* la alegría: se da al trascender de un grado de perfección a otro mayor;

* la tristeza: el fenómeno inverso a la alegría;

* la admiración: tiene lugar cuando el alma queda perpleja ante una imagen, dado que no puede conectarla con otras;

* el desprecio: dado el insignificante impacto producido en el alma por una cosa, la primera intenta buscar todo lo que en esta última no encuentra, en lugar de prestar atención a lo que sí advierte en ella;

* el amor: es la combinación de una alegría con un hecho de origen externo al propio ser;

* el odio: similar al amor, se conjuga una tristeza con una causa externa;

* la propensión: se da cuando la idea de un objeto que accidentalmente provoca alegría, acompaña a una alegría;

* la adversión: es como la propensión, pero en lugar de alegría se centra en una tristeza;

Por otra parte, se dice que una persona está afectada a algo cuando es destinada a prestar sus servicios o ejercer funciones en una cierta dependencia: “Los jugadores afectados a la concentración no pudieron pasear por la ciudad”, “Los vecinos afectados decidieron llevar su protesta a los tribunales”.



jueves, 5 de febrero de 2015

PREMISAS: Familia, Amistad, Caridad, Derechos Humanos y Responsabilidad Social










GEMA: Gente Esquizofrénica en Máxima Armonía…

Organización sin Fines de Lucro
Institución Socialmente Responsable…
(San Antonio de los Altos, Edo. Miranda, Venezuela)


PREMISAS
Familia, Amistad, Caridad, Derechos Humanos y Responsabilidad Social 




La Familia: es un grupo de personas unidas por vínculos de parentesco, ya sea consanguíneo, por matrimonio o adopción que viven juntos por un período indefinido de tiempo. Constituye la unidad básica de la sociedad.


En la actualidad, destaca la familia nuclear o conyugal, la cual está integrada por el padre, la madre y los hijos a diferencia de la familia extendida que incluye los abuelos, suegros, tíos, primos, etc.

En este núcleo familiar se satisfacen las necesidades más elementales de las personas, como comer, dormir, alimentarse, etc. Además se prodiga amor, cariño, protección y se prepara a los hijos para la vida adulta, colaborando con su integración en la sociedad.

La unión familiar asegura a sus integrantes estabilidad emocional, social y económica. Es allí donde se aprende tempranamente a dialogar, a escuchar, a conocer y desarrollar sus derechos y deberes como persona humana.


La amistad: es una relación afectiva que se puede establecer entre dos o más individuos, a la cual están asociados valores como la lealtad, la solidaridad, la incondicionalidad, el amor, la sinceridad, el compromiso, entre otros, y que se cultiva con el trato asiduo y el interés recíproco a lo largo del tiempo.
 

Caridad: Caridad es un término que sirve para definir una virtud teologal perteneciente a la religión cristiana, que consiste en amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. Se trata de un amor desinteresado que surge por el mero deseo de darse a los demás sin pretender nada a cambio.  Para el cristianismo, la caridad es una de las tres virtudes teologales, junto a la fe y la esperanza. El cristiano ama a Dios por Él mismo y a su prójimo por amor de Dios. La caridad implica que el fin de todas las acciones es el amor.


Derechos Humanos: Proclamados por la ONU en 1948: Con respecto a la Inserción Laboral como medio de Integración Social.  Además del Derecho a la Salud:

Artículo 1: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Derecho a la Salud: La Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 menciona a la salud como parte del derecho a un nivel de vida adecuado (artículo 25). Fue reconocida nuevamente como derecho humano en 1966 en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 11.1) que describe el derecho a la salud como “el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y a una mejora continua de las condiciones de existencia. Los Estados Partes tomarán medidas apropiadas para asegurar la efectividad de este derecho, reconociendo a este efecto la importancia esencial de la cooperación internacional fundada en el libre consentimiento”.


Derecho al Trabajo: Artículo 23: Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.  Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.


Responsabilidad Social: La responsabilidad social es la teoría ética o ideológica que una entidad ya sea un gobierno, corporación, organización o individuo tiene: una responsabilidad hacia la sociedad. Esta responsabilidad puede ser “negativa”, significando que hay responsabilidad de abstenerse de actuar (actitud de “abstención”) o puede ser “positiva”, significando que hay una responsabilidad de actuar (actitud proactiva).


Responsabilidad Social Empresarial:  La responsabilidad social corporativa (RSC), también llamada responsabilidad social empresarial (R.S.E.), puede definirse como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y  ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva y valorativa y su valor añadido. El sistema de evaluación de desempeño conjunto de la organización en estas áreas es conocido como el triple resultado.


Por un mundo sin Psicosis…